El Mundo

Pide Fiscalía de Cuba diez años de cárcel para influencer de 22 años


La fiscalía de Cuba pide diez años de cárcel para una influencer de 22 años por mantener contactos con disidentes en el exterior, pretender organizar una manifestación y publicar en redes sociales comentarios críticos contra el Gobierno.

En su escrito, al que ha tenido acceso EFE, el fiscal acusa a Sulmira Martínez de desacato y de un delito contra el orden constitucional, y pide abrir el juicio oral a la sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial Popular de La Habana.

La petición de la fiscalía se firmó el 15 de abril de este año, quince meses después de su arresto. La joven ha pasado todo este tiempo en prisión provisional entre el centro de detención de la Seguridad del Estado de Villa Marista y la Prisión de Mujeres de Occidente.


Según el fiscal, Martínez inició entre finales de 2021 y principios de 2022 su actividad crítica en redes, que fue detectada por la Dirección de Análisis de la Información del Instituto de Información y Comunicación Social (IICS).

Se le imputa crear dos perfiles anónimos en la red social Facebook donde escribió frases como ‘Con la dictadura no se dialoga. Golpea, machácalos como ellos hacen contigo’, ‘Es hora de alzarnos en contra de quienes ponen a nuestros hijos a pasar hambre’ y ‘A la calle hasta el triunfo. Patria y vida’.

También que se refirió de forma despectiva en tres ocasiones al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Además, prosigue el escrito, la acusada creó en la aplicación de mensajería WhatsApp un grupo en el que abogó por planificar “otro 11 de julio“, en referencia a las mayores protestas antigubernamentales registradas en la isla, pero esto no se concretó de ninguna forma.

El fiscal la acusa de “seguir en redes sociales a diferentes personas con ideas contrarias al orden político, económico y social establecidos en la constitución”, identificarse con sus “objetivos” desestabilizadores y acceder a “incitar” a otros cubanos a manifestarse en redes y en la calle.