Ciencia y Tecnología

Duplican trastornos mentales el riesgo de fallecer por COVID-19


Médicos han evidenciado en reiterados estudios que la enfermedad por COVID puede generar algunas alteraciones emocionales posteriores a su resolución.

Dentro de estas alteraciones las más frecuentes son ansiedad, depresión, trastornos en el sueño y el Trastorno de Estrés post Traumático, este último es más frecuente en personas que estuvieron hospitalizadas o requirieron una estancia en la unidad de cuidados intensivos.

Sin embargo, un nuevo estudio reveló que las personas que sufren un trastorno psiquiátrico (ansiedad o depresión, demencia, psicosis) podrían tener hasta 2,3 veces más probabilidades de morir en caso de infección por COVID.

El estudio, encabezado por Kristen Nishimi­, publicado el pasado 14 de abril en la prestigiosa revista JAMA y realizado por la Asociación Médica estadounidense.

Los investigadores monitorizaron la salud de 1.685 pacientes ingresados en cinco hospitales de Connecticut (Estados Unidos) entre febrero y abril.

De ellos, un 28 por ciento habían recibido un diagnóstico psiquiátrico antes de la hospitalización.

Las personas que se habían enfrentado a un problema mental eran más propensas a morir, sobre todo en una etapa temprana de su enfermedad.

Mientras que un 36 por ciento de los pacientes con COVID-19 y un diagnóstico psiquiátrico fallecieron en un plazo de dos semanas tras la hospitalización, frente a un 15 por ciento de los que no habían recibido ese tipo de diagnóstico.

Asimismo, un 41 por ciento de los pacientes con un trastorno mental habían fallecido en un plazo de tres semanas, frente a un 22 por ciento de los pacientes sin enfermedades mentales. La tasa de mortalidad a las cuatro semanas fue de un 45% entre los primeros, frente a un 32% entre los segundos.

Finalmente el estudio señala que aunque también influye en la mortalidad por COVID-19 enfermedades como: obesidad, diabetes, factores demográficos, las personas con trastornos psiquiátricos seguían teniendo un riesgo un 50% más alto de morir de su infección con el coronavirus.