Ciencia y Tecnología

¿Porqué los atardeceres y amaneceres de Marte son azules?


En 1976 el módulo de aterrizaje Viking 1 de la NASA mostró por primera vez a los seres humanos como era una puesta de sol en Marte. Desde entonces, la curiosidad ha empezado a desplegarse y cada vez más, los robots que habitan en el Planeta Rojo, mandan variedad de imágenes sobre los amaneceres y atardeceres que se disfrutan en este lugar.

Aunque a ciencia cierta no lo sabemos, muchas imágenes que han pasado por una corrección de color muestran lo que los humanos podrían llegar a ver algún día. Son imágenes, sin duda espectaculares, que no dejan a nadie indiferente. Algunas de las cosas que se han llegado a capturar hasta hoy son. Un amanecer marciano en el año 1978, por el módulo Viking 2.

El rover Spirit Mars de la NASA ha capturado la tan famosa vista del sol mientras se hunde bajo el borde del cráter Gusev, en Marte, en mayo del 2005. El Rover Curiosity Mars de la NASA capturó una vez más el sol hundiéndose bajo el horizonte el planeta y lo convirtieron en un cortometraje, por el año 2015. Y por último, en el año 2019, el módulo de aterrizaje Insight de la NASA proporcionó varias vistas de amaneceres y atardeceres que brindaba el planeta Rojo.

Marte está más lejos del sol que la Tierra, ese es el motivo por el cual el Sol solo percibimos dos tercios del tamaño que vemos en puestas de sol en la Tierra.

¿Por qué las imágenes que vemos son azules?

Como todos ya sabemos, Marte, es denominado el planeta rojo, y es debido al óxido de hierro que contiene su suelo. Su distintivo color rojizo es visible desde la tierra, en algunas ocasiones incluso no es necesario un telescopio para poder percibirlo. Los antiguos romanos lo llamaron así por su Dios de la guerra (Ares en la mitología griega).

La pregunta que nos hacemos entonces, es a qué se debe que sus crepúsculos sean azules. Y todo tiene una explicación. Los colores se vuelven más dramáticos en las puestas de sol y las puestas de sol desde Marte adquieren un tono azul para aquellos humanos que las observan desde este mismo planeta. Todo se debe al polvo fino, que hace que el azul, en la parte más próxima al Sol, sea mucho más prominente.

"Los colores provienen del hecho de que el polvo muy fino tiene el tamaño adecuado para que la luz azul penetre en la atmósfera de manera ligeramente más eficiente", dijo Mark Lemmon de la Universidad Texas A&M, College Station, miembro del equipo científico de la misión del rover Curiosity. "Cuando la luz azul se dispersa del polvo, permanece más cerca de la dirección del Sol que la luz de otros colores. El resto del cielo es de amarillo a naranja, ya que la luz amarilla y roja se dispersa por todo el cielo en lugar de ser absorbida o permanecer cerca del sol ".

Las imágenes que vemos de estos atardeceres y amaneceres son fotografías muy bellas, que también ayudan a los científicos a determinar cuánto de alto se extiende el polvo de Marte en la atmósfera. Gracias a esto pueden buscar polvo o nubes de hielo.