El País

Table Dance de Tijuana traslada en limusina a estadounidenses


Como si el Coronavirus sólo fuera un mal sueño, los table dance de Tijuana reabrieron sus puertas el fin de semana pasado, y oleadas de estadunidenses cruzan la garita de San Ysidro, donde una camioneta Cadillac, convertida en limusina, los traslada sin costo al Hong Kong, en la avenida Coahuila.

El Hong Kong es un lugar que funciona las 24 horas del día y es propiedad de una familia de apellido Brizuela, poseedora de al menos otros tres antros y dos hoteles en la calle Coahuila, la extensión del entretenimiento para adultos de la emblemática avenida Revolución.

El sitio tiene tres pisos de mesas con varios escenarios, incluido uno con jacuzzi, donde las mujeres se desnudan y bailan con los clientes en sus mesas.

En el centro nocturno, la sana distancia quedó reducida a los asientos de la barra del bar. En el resto del lugar lo que menos se guarda es distancia.

Originarias de Sinaloa, Sonara y Jalisco, todas las mujeres que trabajan en el Hong Kong cobran el trabajo sexual en 100 dólares por media hora. El cliente paga además entre 15 y 40 dólares por una habitación en el Cascada, único lugar en que las prostitutas del Hong Kong pueden ofrecer sus servicios.

En Tijuana, ciudad con 1511 decesos por Covid en lo que va de la pandemia; las limusinas del Hong Kong no dejan de moverse, ni de día, ni de noche.