El País

¿Ya probaste el taco de Chile en Nogada?


Resulta inevitable la emoción que surge en esta temporada por probar Chiles en Nogada, uno de los principales emblemas de la gastronomía mexicana. Y es que además de la leyenda que rodea la creación de este complejo platillo, su valor radica en ser uno de los elementos más representativos del mestizaje culinario de nuestro país que conjunta ingredientes procedentes de Europa, Asia y África para crear una experiencia increíble de sabores.

La chef Mónica Patiño quiso dar un paso adelante y hacer una propuesta que jamás nos hubiera pasado por la cabeza: Taco de Chile en Nogada, una reinterpretación del clásico plato fuerte convertido en una entrada entrañable, cálida, ya que “con la tortilla hecha a mano puedes abrazar todos los ingredientes, llevarlos a la boca y degustar esos sabores que son una metáfora de la unión de culturas que surgió de confrontaciones manifiestas en la historia de México”.

La receta de este taco tricolor nació de la investigación que la chef hizo cuando fue invitada a participar en una edición del festival El Saber del Sabor en Oaxaca. Después de consultar la Enciclopedia de la Gastronomía Mexicana, pensó que sería interesante crear un chile poblano relleno con carne picada de cerdo y res con matices de salsa chipotle que, además, fuera capeado y construido encima de un producto de maíz esencial en la alimentación de los mexicanos.

Que el Taco de Chile en Nogada sea una entrada tiene un argumento: “La idea es que puedas degustar otras opciones de la casa que siguen la línea del mestizaje que caracteriza a la gastronomía de esta temporada”, nos comentó la chef al tiempo de destacar la selección de vinos y destilados mexicanos para maridar estas propuestas.

El vino Chardonnay de Casa Madero de la región de Parras, Coahuila, resulta la pareja perfecta para el Taco de Chile en Nogada debido a la fruta cítrica y tropical presente en boca.

El vino rosado Norte 32 del Valle de Guadalupe, que evoca juventud y alegría típica del Chardonnay, y un ligero aroma de violetas y frutos de bosque típicos de la Syrah, crea un balance de acidez perfecto en conjunción con el Taco de Foie Grass con Compota de Xoconostle.