El País

Si no se mantienen las medidas sanitarias habría 30 mil muertos: Gatell


Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud estimó que es probable que se cumpla su predicción de hasta 30 mil personas muertas por la pandemia de covid-19, aunque la cifra podría variar.

La cifra es el tope de un rango entre 6 mil y 30 mil decesos calculado por el gobierno a finales de febrero y está sujeta a ciertas condiciones, explicó López-Gatell, cuando se empiece este lunes una reactivación gradual de la vida económica y social del país.

"Si mañana gobiernos estatales empiezan a tomar actitudes demasiado libertinas respecto al desconfinamiento, a lo mejor ese 30 mil se nos va más para arriba", señaló el funcionario la noche del viernes.

En reunión con senadores, el funcionario comentó que las comorbilidades o enfermedades crónicas elevarán el número de fallecimientos por coronavirus.

“Y precisamente fue uno de nuestros primeros anuncios de estimaciones, donde hablamos de 12 mil 500 personas que podrían perder la vida y podrían llegar hasta cerca de 25 mil o 30 mil, esperamos que no ocurran tantas defunciones. Precisamente es la altísima prevalencia de enfermedades crónicas, estas enfermedades crónicas: hipertensión, obesidad, diabetes, entre otras, tabaquismo también”, agregó.

México, con 120 millones de habitantes, contabilizaba hasta el sábado 9 mil 779 defunciones y 87 mil 512 casos confirmados de covid-19.

López-Gatell indicó que el intervalo fue una de las primeras predicciones que el gobierno mexicano elaboró con base en la escasa información científica sobre el virus con la que el mundo contaba durante los primeros meses del año, que se restringía a los datos de la provincia china de Hubei y su capital, Wuhan.

Los parámetros de hospitalización, defunciones, pero sobre todo la incidencia acumulada del virus, conocida en epidemiología como tasa de ataque, fueron adaptados a la realidad mexicana para elaborar el cálculo. "Tuvimos un rango, como suele hacerse en las estimaciones: 6 mil, 8 mil (...) y esto se iba hasta 30 mil variando un parámetro fundamental que es la tasa de ataque", detalló.

"Estamos en un intervalo razonable (...) a pesar de las limitaciones del método y de los supuestos. No me parece descabellado que pudiera ocurrir" que se llegue al máximo estimado de defunciones, agregó López-Gatell.