El Mundo

Ofrece Estados Unidos 5 millones de dólares por narco mexicano "Chapo Isidro"


Fausto Isidro Meza Flores, también conocido como el “Chapo Isidro”, ha sido acusado formalmente por conspirar para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para importarla a los Estados Unidos. Meza Flores, ciudadano mexicano, quien se cree reside actualmente en México, es el líder de la organización criminal transnacional Meza Flores, una importante organización narcotraficante basada en el estado de Sinaloa.

Este anuncio fue hecho por Brian A. Benczkowsi, Subprocurador General a cargo de la División Criminal del Departamento de Justicia, y por Timothy R. Slater, Subdirector a Cargo de la Oficina de Campo del FBI en Washington.

En la acusación fechada el 26 de noviembre del año en curso contra Fausto Isidro Meza Flores, de 37 años de edad, se incluyen los cargos de haber conspirado para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana importadas desde México y otros puntos a Estados Unidos, entre enero de 2005 y noviembre de 2019. Además, se alega que Meza Flores utilizó y portó una ametralladora y un dispositivo destructor durante, y en relación con sus crímenes de narcotráfico.

Como parte de los continuos esfuerzos por interrumpir y desmantelar las operaciones de organizaciones narcotraficantes, la Oficina de Campo del FBI en Washington, en colaboración con el programa de recompensas antinarcóticos del Departamento de Estado de E.U., ha anunciado una recompensa de hasta $5 millones de dólares por información que lleve directamente al arresto y/o sentencia de Meza Flores. Aquellos individuos que tengan información sobre Meza Flores o su organización deben comunicarse con el FBI al 1-800-CALL-FBI (1-800-225-5324) dentro de Estados Unidos, contactar a la Embajada (55-5080-2000) o consulado de Estados Unidos más cercano, o escribir un mensaje por internet a tips.fbi.gov. Estos mensajes pueden mantenerse confidenciales.

El caso está siendo investigado por la Oficina de Campo del FBI en Washington. Este caso también es el resultado de las continuas actividades de las Fuerzas de Trabajo de Aplicación de las Leyes contra el Crimen Organizado (OCDETF), una asociación que reúne los conocimientos combinados y habilidades únicas de las agencias de la ley a nivel federal, estatal y local. La misión principal del programa OCDETF es identificar, obstaculizar, desmantelar y enjuiciar a los dirigentes de las organizaciones y empresas traficantes de drogas y armas, y dedicadas al lavado de dinero.

Una acusación es meramente un alegato, y al imputado se le presume inocente hasta que se demuestre su culpabilidad, más allá de una duda razonable, en un juzgado.

Los abogados Jason Ruiz y Anthony Aminoff de la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal (NDDS) están llevando el caso por parte del Estado.