Estatales

Organizan en CERESO de Guachochi torneo de luchas autóctonas


Con el propósito de fomentar el respeto a los usos y las costumbres de las personas privadas de la libertad que forman parte de una comunidad indígena; la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales organizó un torneo de luchas en el CERESO estatal ubicado en Guachochi.

En este penal modelo por ser el único en el país en preponderar la reinserción social mediante el respeto y fomento a las tradiciones rarámuris, se llevó a cabo una competencia de luchas tradicionales en las que participó de manera activa y de espectador toda la población.

Con vestimenta tradicional y bajo todas las medidas de seguridad necesarias, desde temprana hora de este miércoles se realizó la contienda deportiva, la cual tiene gran importancia para esta cultura, ya que es el deporte que se practica principalmente en las fiestas patronales.

“Los participantes se agarran de la cintura o de la faja, con la intención de levantar y derribar al contrario, de espaldas al suelo, aunque también es válido el hacerlo hacia un lado. Cuando se agarra la faja, se cruzan los brazos y comienza la lucha, tratando de derribar al otro y evitando a su vez caer; podemos decir que es un deporte de fuerza pero también de mucha agilidad mental” explicó el Director del CERESO estatal número 8, Mario Pérez Treviso.

Con este tipo de actividades, la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales brinda las oportunidades que la misma Ley fija como tratamiento para las personas privadas de la libertad que pertenecen a una comunidad indígena.

En esta Ley Nacional se establece que la autoridad penitenciaria debe adoptar los medios necesarios para que las personas indígenas privadas de la libertad puedan conservar sus usos y costumbres, dentro de las limitaciones naturales que impone el régimen de disciplina del Centro y que no padezcan formas de asimilación forzada, se menoscabe su cultura, o se les segregue.