Ciencia y Tecnología

¿Cuál es el significado de besar con mordida?


Besar es de las cosas más ricas de la vida en las que requiere de dos a más participantes (le voy mucho más al uno a uno, pero el gusto se rompe en géneros), no cabe duda que cada pareja se besa diferente, no hay un beso que se parezca a otro, ningún beso sabe igual y lo que provoca la química entre las personas que se lo dan tiene TODO que ver en lo bueno que este sea o no.

En esta ocasión nos vamos a abocar a hablar del beso con mordidita, si ya has dado o recibido uno de estos entenderás perfecto si digo que es DELICIOSO y que implica que la pareja tenga una química importante, por supuesto es un beso muy sexy por ser este uno que da sensación de intimidad, de estar conectados y querer jugar y divertirse mientras disfrutan de ese amoroso beso.

NO se parece a ningún beso
El beso con mordida de labio es muy sensual, incluso mucho más que el mundialmente famoso “beso francés”, la mordidita da a este tipo de beso (que no significa que durante una sesión de besos, la pareja estará pegada en una mordida, que termine con los labios heridos) un toque de intimidad.

¿Segunda base?
Dar o recibir un beso con mordida podría indicar que la pareja está compenetrada y tiene una vida sexual intensa, o que uno de los “jugadores” quiere pasar a la segunda base, que el beso “inocente” no lo es tanto y que podría tener una doble intención.

Los labios zona erógena
Una de las principales zonas erógenas (por supuesto) si hay una parte del cuerpo que activa el resto de los sentidos son los labios y ¿cómo se logra? con BESOS, el mejor invento de la humanidad es la de besar y son los labios la mejor parte (bueno con la que podemos arrancar).

La ciencia del beso
Según Sheril Kirshenbaum, autora del libro “La ciencia del beso”, independientemente del beso del que se trate con o sin mordidas, todos despiertan en quien los recibe una gran sensación de placer.

El cerebro manda

La psicóloga Leslie Beth Wish señala que los labios están cubiertos de terminaciones nerviosas sensibles que viven mandando al cerebro información sobre el deseo y el placer. Además de presentar cambios físicos notorios, tales como la dilatación de los vasos sanguíneos, la aceleración del pulso y la coloración de las mejillas.

Quimicos del amor

Beth Wish menciona también que al besar con mordida en el labio se despiertan los “químicos del amor” en el cerebro, como la oxitocina, una hormona que se encarga de generar placer.