Estatales

¿Dejas qué tus hijos se metan a las fuentes decorativas? ¡Ojo! son un foco de infección


Aunque es una práctica recurrente de la ciudadanía, no dejan de ser un foco de alerta, para quienes utilizan las fuentes decorativas de la ciudad, como balnearios ya que son elementos que se encuentran para el agrado de los ciudadanos y sus familias, así mismo son un marco de atracción turística, éstas no están hechas para que las personas den uso recreativo de interacción por lo que la Comisión Estatal para la Protección de Riesgos Sanitarios, como autoridad no lo recomienda.

Lo anterior lo declaró Karina Armendáriz, vocera de Coespris quien dijo que si bien hay la garantía de que las fuentes se emplean con agua potable, sin embargo ésta se encuentra expuesta a diversos factores que la contaminan casi de inmediato pese a contener el cloro necesario que se inyecta a la red general.

Aunado a lo anterior reconoció que las altas temperaturas que se registran en la entidad motivan a las personas a hacer un mal uso de éstas fuentes decorativas, sin tomar en cuenta que el agua contenida de ellas representan un riesgo para la salud.

Agregó que es común que se ingieran pequeñas cantidades del líquido y es posible que se ocasionen infecciones y enfermedades gastrointestinales, así mismo el contacto con ésta agua que es un cultivo de bacterias, pueden ocasionar padecimientos de hongos e infecciones en la piel, principalmente en la población vulnerable como los niños y adultos mayores.

El agua contenida en las fuentes se mantiene por tiempos prolongados sin que haya un cambio periódico establecido; el líquido está en contacto constante con insectos y animales, quienes a su paso dejan excretas en las aguas de contacto (principalmente aves).

Finalmente aclaró que la Coespris no tiene la facultad de prohibir a las personas que ingresen a las fuentes o "jueguen" con el agua, únicamente pueden recomendar no haberlo y dar a conocer los riesgos que se tienen si se manipula este líquido.