El País

Pega cierre de garitas a productores de mango de Oaxaca


Por el cierre intermitente de las garitas entre México y Estados Unidos, por decisión del presidente Donald Trump, el mango que productores oaxaqueños exportan a los Estados Unidos llega con retraso a sus clientes del mercado estadounidense, “lo que representa pérdidas millonarias al proveedor”, comentó el presidente municipal de San Pedro Tapanatepec, Ruffo Eder Soriano.

Incluso, detalló, que la demora para el cruce provocó que uno de los tráileres que transportó el mango Ataulfo empacado en Tapanatepec, en la región del Istmo de Tehuantepec, tuvo como consecuencia que el cliente rechazara el producto, pues a su parecer, "no cumplió con el estándar de calidad por los días de traslado”, detalló.

El alcalde agregó que los productores le han expresado su preocupación por los cierres parciales en los puentes fronterizos de Reynosa y Nogales, en los estados de Tamaulipas y Sonora, donde el tiempo de espera en vehículo es de más de tres horas, lo que repercute en la entrega a los centros de distribución

"Sí, están preocupados”, expuso. “Hay zozobra entre los productores ante un eventual cierre indefinido de la frontera por las implicaciones económicas y legales que les podría acarrear".

Estimó entre 70 y 90 mil pesos, el gasto de traslado desde el Istmo a la frontera de México con Estados Unidos.

A lo anterior —agregó— se suman los efectos que el cambio climático está provocando en las huertas; año con año, los frentes fríos vienen acompañados por vientos huracanados que tira la fruta; la falta de lluvia impide la floración; los bloqueos carreteros en Oaxaca e inseguridad en las carreteras.