Espectáculos

Arrestan a actriz de "Esposas Desesperadas" por fraude millonario en univerisades


El FBI expuso este martes una enorme y millonaria trama de sobornos para el examen de ingreso a prestigiosas universidades a nivel nacional, que involucra a 48 personas, entre ellas a la actriz de Full House Lori Loughlin y Felicity Huffman de Desperate Housewives.

En total, los acusados pagaron un total de 25 millones de dólares.

Según los documentos, los acusados pagaron millones en sobornos para que sus hijos ingresaran en universidades de élite como Yale, Stanford, UCLA, Georgetown, Universidad de San Diego, Universidad de Wake Forest, y la Universidad de Texas.

La nominada a los premios Oscar, Felicity Huffman, ha sido acusada de conspiración para cometer fraude por correo y servicios o funciones honestas, según los documentos judiciales presentados en el tribunal federal de Massachusetts. Una fuente policial confirmó a CNN que Huffman fue arrestada en Los Ángeles y sería liberada bajo fianza.

Tanto Loughlin también fue imputadas de asociación ilícita para cometer fraude.

De acuerdo con una investigación llevada a cabo por el FBI en Boston, el esquema consistía en facilitar el engaño en los exámenes para los estudiantes y sobornar a los administradores y entrenadores de la para reclutar estudiantes como atletas.

Para los exámenes de ingreso a la universidad, se facilitó el engaño "en algunos casos haciéndose pasar por los estudiantes reales, y en otros al proporcionarles respuestas a los estudiantes durante los exámenes o al corregir sus respuestas después de haber completado los exámenes", según la denuncia penal, que involucra a casi 50 personas. "En muchos casos, los estudiantes que tomaron los exámenes no sabían que sus padres habían arreglado esta trampa", dio a conocer el FBI en conferencia de prensa.

Los entrenadores y administradores de la universidad también fueron presuntamente sobornados "para designar a los aspirantes como presuntos reclutas atléticos, independientemente de sus habilidades atléticas, y en algunos casos, a pesar de que no jugaran el deporte que supuestamente fueron reclutados".
En el caso de Loughlin y su marido el diseñador de moda Mossimo Giannulli, aceptaron pagar sobornos de USD 500.000 a cambio de que sus dos hijas fuesen aceptadas en el equipo de remo de la Universidad del Sur de California, pese al hecho de que no practicaban ese deporte, y así facilitar su admisión.

En cuanto a Huffman, ella y su esposo, el reconocido actor William H. Macy, supuestamente hicieron una contribución de USD 15.000 para que su hijo pasara el examen de ingreso. La acusación dice que a la joven se le dio el doble de tiempo para tomar el SAT (examen de admisión que utiliza la mayoría de las universidades de Estados Unidos), que otros estudiantes y el supervisor pagado acordó corregir secretamente sus respuestas.

Una cantidad de dinero que la protagonista de Desperate Housewives habría disfrazado como una donación caritativa. En los documentos judiciales consta que uno de los directivos de la universidad se habría reunido con Huffman y su marido en su casa de Los Ángeles para explicarles a la pareja qué debían hacer si querían que su hija estudiara en ese lugar sin seguir los procedimientos establecidos. La familia aceptó el trato.