Chihuahua

Padre Aristeo se ha distinguido por su vocación y servicio: Padre Negris


La Arquidiócesis de Chihuahua se dijo consciente de que los casos de abuso de menores por parte de sacerdotes y allegados a la iglesia con un problema, se tienen que enfrentar.

Lo anterior luego de que se diera la detención del padre Aristeo Baca en ciudad Juárez por presuntos cargos de abuso sexual contra un menor.

El vocero de la Arquidiócesis, Gustavo Sánchez Prieto comentó que esperan que estas acusaciones sean falsas, pues el padre se ha distinguido por su servicio entregado y de respeto a Dios y a la comunidad.

Señaló que el acusado nunca ha tenido problemas con ninguna clase de autoridad, por lo que esperan se aclare a la brevedad esta situación.

Asimismo expresaron varios puntos:

1. El Evangelio llama a todos, incluidos los sacerdotes, a la conversión, a una vida Santa, a respetar especialmente a los niños.

2. Nadie está exento de pecar, con dolor y con tristeza, los casos de abuso sexual de menores por sacerdotes se multiplican en el mundo.

3. Consciente de este flagelo, el Papa Francisco ha urgido la estrategia de cero tolerancias así como el acompañamiento a las víctimas. Ha convocado, en el Vaticano, a una reunión para este mes a los presidentes de las Conferencias Episcopales de cada nación. El problema existe, es sumamente delicado y se debe enfrentar.

4. Respecto al caso concreto de Ciudad Juárez, como en cualquier otro, esperamos de la autoridad seriedad y profesionalismo en la investigación para no causar falsamente ni dejar libre a culpables.