Ciencia y Tecnología

Consumidores de mariguana producen más espermatozoides, según estudio


Los hombres que han fumado mariguana en algún momento de su vida tienen concentraciones significativamente más altas de espermatozoides en comparación con los hombres que nunca han fumado mariguana, según una nueva investigación dirigida por la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

El estudio, realizado en la Clínica de Fertilidad en el Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, también encontró que no había diferencias significativas en las concentraciones de espermatozoides entre los fumadores de mariguana actuales y anteriores.

"Estos inesperados hallazgos ponen de relieve lo poco que sabemos sobre los efectos en la salud reproductiva de la mariguana y, de hecho, de los efectos de la marihuana en la salud en general", afirma uno de los autores de este trabajo, Jorge Chavarro, profesor asociado de Nutrición y Epidemiología en la Escuela Chan. "Nuestros resultados deben interpretarse con cautela y resaltan la necesidad de seguir estudiando los efectos del consumo de marihuana en la salud", agrega este investigador, cuyo trabajo se publica este miércoles en ´Human Reproduction´.

Se estima que el 16.5 por ciento de los adultos en Estados Unidos consume mariguana, y el apoyo para el uso legal recreativo de la marihuana ha aumentado dramáticamente en los últimos años. Comprender los efectos para la salud asociados con el consumo de mariguana es importante dada la creciente percepción de que presenta pocos riesgos para la salud.

Los científicos plantearon la hipótesis de que fumar mariguana estaría vinculado con una peor calidad del semen. Estudios anteriores sobre la mariguana han sugerido que se relaciona con efectos negativos en la salud reproductiva masculina, pero la mayoría de esos estudios se centraron en modelos animales o en hombres con historias de abuso de drogas.

Para este estudio, los investigadores recolectaron mil 143 muestras de semen de 662 hombres entre 2000 y 2017. En promedio, los hombres tenían 36 años, y la mayoría eran blancos y con educación universitaria. Además, 317 de los participantes proporcionaron muestras de sangre que se analizaron para detectar hormonas reproductivas.

Para recopilar información sobre el consumo de mariguana entre los participantes del estudio, los científicos utilizaron un cuestionario con una serie de preguntas sobre su consumo, incluso si alguna vez habían fumado más de dos porros o la cantidad de mariguana durante su vida y si eran fumadores actuales de mariguana.