Opinión

Caja Negra



Varios dueños de lotes de autos se están uniendo para hacerle montón a Raúl Ramos, quien labora en el Registro Público Vehicular, y estaría reteniendo engomados de regularización de autos “chuecos” por alguna razón aún desconocida. Dicen muchos de los que trabajan con este personaje, que los engomados se han ido liberando tras los trámites que se presentan día a día, pero este los guarda, y que incluso a veces los lleva consigo. Los trae adueñados y los que han pagado y cumplido los requisitos están bastante inconformes, por lo que en corto estarían los loteros apersonándose en las oficinas de la Deportiva Pistolas Meneses. Otras versiones señalan que hasta los carga en una mochila celosamente guardada. Lo traen en corto los que trabajan en el área porque señalan que de pronto los libera por goteo a quienes mejor convenga, algunos de ellos cercanos a él. Red flag en el Repuve y el problema está apenas ventilándose. Ya en breve los inconformes que son bastante bravos estarían manifestándose con Alejandro Holguín, Director del Registro de Información de la Secretaria de Seguridad Pública Estatal (SSPE) y encargado de los módulos del Registro Público Vehicular, y este si que de seguro va a poner orden.

--

Aunque hombre de pocas palabras, el alcalde Jorge Cruz Russek ya demostró que no le temblará la mano a la hora de tomar decisiones. Tal es el caso de la advertencia que lanzó al “comediante” vestido de payaso “Brincos dieras”, donde con total franqueza le mandó decir que se prepare con el billete de la multa de una vez, (más de 600 mil pesos por lo mejos) pues este remedo comediante es un conocido misógino y en Chihuahua esta tajantemente sancionado denostar en eventos públicos o de manera masiva a las mujeres, a la vez que no podrá hacer apología al crimen organizado en su presentación que algunos dicen que es comedia, de esa burda, de esa pesada. Russek no tuvo empacho en calificarlo precisamente de misógino también, no la pensó para decirlo, es lo que es y al buen entendedor pocas palabras. De Brincos Dieras se sabe que su nombre real es Roberto Carlo, tiene 50 años de edad y es originario de Monterrey, y sus shows giran sobre lo mismo, acosar y burlarse de quienes van a verlo, promover la discriminación, y cosificar a la mujer, todo esto en vivo y cobrando por ello ¿Qué tal?

--

Comentan algunos cercanos a las fuentes del Congreso del Estado que la selección de la terna de candidatos a la presidencia de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos está viciada, manoseada “desde arriba”, donde una vez más los legisladores prianistas están siendo tapadera de prácticas de dudosa en la selección de personajes de la función pública y participantes en el quehacer de los poderes de estado. La terna conformada por Gildardo Iván Félix Durán, Javier González Mocken y Zulay Alaid Abbud Esparza, tiene prácticamente un declarado ganador, el exsecretario de Educación Javier González Mocken. Morena por su parte ha despreciado una vez más este proceso, al decir que el ejecutivo quiere colocarlo por una deuda política, y que además el procedimiento que divide porcentajes para completar valores idóneos con evaluaciones, entrevistas, entre otros matemáticamente no le da al exfuncionario. Documento en mano Cuauhtémoc Estrada quiere ser más incómodo aún y los está haciendo quedar mal para variar. A la vez el PRIAN ha denostado una propuesta que en estos tiempos de igualdad y equidad de género tendría sentido, que por alternancia sea una mujer la persona titular del cargo, y para tal, que la terna sea compuesta en su totalidad por mujeres, pero no, no quisieron pese a que en su histórico en Chihuahua la CEDH siempre ha sido encabezada por hombres, y en tiempos en que los poderes de estado están encabezados por damas, no hubiera estado nada mal, la cerrazón prianista deja entrever que en efecto, ya hay un ungido.

--

Vaya que a los candidatos de Fuerza y Corazón por México hoy les dio el bajón gacho, no nada más a los locales, tema que habrá de abordarse por ser tendencia nacional. Ya todo mundo sabe que Juan Pablo Sánchez Gálvez, hijo de la candidata Xóchitl Gálvez, fue exhibido en un bajo momento de prepotencia y alcoholismo, pero aunque eso fue de hace un año según dicen, la gente no lo ha entendido o ni siquiera se enteró, se acostumbra en redes no leer la información completa, y eso ha trastocado fuertemente al que hasta hoy fuera también líder juvenil de la campaña de su señora madre. El daño a la coalición Fuerza y Corazón por México está hecho, de por si ni era bien visto el nepotismo de la candidata al darle chamba electoral a su hijo al mero estilo de AMLO y las facilidades para las empresas millonarias de los suyos, ya no hay ni como discutir que fue un error. La oposición aprovechó la oportunidad no sólo para meterse con la familia de la candidata, sino para señalar reiteradamente con un adjetivo que desde hace décadas se les viene adjudicando a los panistas: “clasistas”. Y eso si calienta, porque tiene cierto grado de verdad como dicen en las colonias, o que el lector juzgue. Les ha costado a la mayoría de los azules dejar su fama de que son los que miran por arriba del hombro, los altivos, los prominentes ciudadanos que aparentan ser parte de la raza de abajo, los que hay que tratar con pincitas, y si estás premisas no fueran ciertas ¿Porqué de pronto el discurso populista de Morena gana cada día más adeptos? Este duro golpe del pasado le pegó y fuerte a miles de candidatos en todo el país, ya ni llorar es bueno, a lavarse la carita triste de los que si andan chambeando por la buena en calle y a seguirle.