Opinión

Caja Negra



La vida y sus ironías. Seguramente nadie en Morena pensó que alguien de sus mismos colores dejaría sin candidatura a sus compañeros, en este caso se habla como se sabe de la presidente del Congreso del Estado, Adriana Terrazas a sus compañeros Cuauhtémoc Estrada, Leticia Ortega, Rosana Díaz, Magdalena Rentería, Óscar Avitia, Óscar Castrejón, América García y Jael Arguelles que están viendo como el sueño de su reelección se esfuma. A decir verdad, se dejarían sin candidatura ellos mismos. Dos años de denostaciones, desconocimiento, groserías y exclusión a la diputada Terrazas les están costando muy muy caro a los legisladores en mención luego de que esta tuvo a bien denunciarlos por violencia política en razón de género ante las instituciones electorales ¿pues que esperaban? Pudieran achicar a otras personas, pero no a Adriana Terrazas, ella tiene camino andado, tiene el colmillo, los contactos y está a punto de demostrar que solita pudo contra 8, o mejor dicho 10 que la anduvieron mugroseando, (también Benjamín Carrera y Gustavo de la Rosa) desde profesionalmente, hasta en lo personal gritándole cosas en los eventos públicos. Recordar que incluso quienes tienen más probabilidad a perder son las diputadas convertidas a Morena Jael Arguelles, la ex PT y América García, ex Movimiento Ciudadano, ya que de ellas hay registro que literalmente le gritaron traidora a Terrazas enfrente de la misma Claudia Sheinbaum, de pena ajena, en serio. Por otro lado, recordar que Adriana Terrazas era del viejo PRI, destacada tricolor en Juárez, así que, Morena ya debería de pensar dos vece antes de darle la bienvenida a los exmilitantes de los otros partidos, no lo han querido entender. A puñaladas iguales, llorar es cobardía. Rostros desencajados se vieron en la bancada cuatrotera, sobre todo del coordinador Cuauhtémoc Estrada que casi pierde la paciencia en su mensaje a medios de comunicación cuando intentaba socializar todo lo anterior y al ponerse a cuestionar editoriales de los medios, se nota el grado de estrés que se andan manejando en la bancada y lo están contagiando a todos los que trabajan con ellos incluso.

---

En contraparte, urge que la presidenta del IEE Yanko Durán y la presidenta del Tribunal Estatal Electoral Roxana García resuelvan, pues el registro de estos políticos está en el aire, y que de pasada saquen la casta, porque el diputado Cuauhtémoc Estrada se cansó de denostar el actuar de las distinguidas damas en prestarse a este movimiento en contra de ellos por incomodar a la gobernadora, y si se defienden nadie las va a juzgar. Tic tac, Morena se está quedando sin opciones y los institutos tienen que definir si van o no van los candidatos antes del día 2 de abril, según los plazos que marca el proceso electoral para la revisión de candidaturas.

--

“Qué casualidad” que en este momento de campañas electorales de pronto se diga que Chihuahua, con un gobierno panista tiene el primer lugar en corrupción a nivel nacional, según los datos del INEGI. Habría que cuestionarse lo anterior, pues los datos del INEGI son casi tan creíbles como las promesas de AMLO, ósea nones. Y no es que el dato sea nuevo, deberían de consultar al interior, preguntarle a la gente cual es la percepción de confianza en su instituto, ahí si para que vean se enterarían de que todo el mundo considera al INEGI una vacilada que por cierto sale muy muy cara. Sería soberbio decir que en Chihuahua no hay corrupción, la comunidad aún ve a los fantasmas del pasado donde los gobernantes se sirvieron con la cuchara grande, y eso no se quiere ir de la memoria colectiva, por eso probablemente es que los índices en efecto podrían haber salido altos. Chihuahua sigue siendo atacado por distintos frenes por sostener un gobierno panista, no hay semana que el Gobierno de México no trate de golpear al estatal, quieren a como de lugar ganar lo más que se pueda en las elecciones del estado grande, pero en el Comité Ejecutivo Nacional de Morena de seguro no saben (y si saben no les importó) que aquí en Chihuahua el partido se autodestruyó, literal, nadie les tuvo que hacer nada, llegaron al proceso electoral hechos pedazos.
--

Mientras tanto la lucha contra la corrupción en territorio estatal tiene momentos buenos y otros infames; está el caso de la exalcaldesa de Nuevo Casas Grandes Cynthia C. quien está librando un proceso penal por presunto desvío de recursos, ahí se pusieron las pilas y el Estado trata de recoger el desorden que había en muchas áreas, pero por otro lado, se tiene el gran fracaso de la Fiscalía Anticorrupción, formular como tortuga y haber dejado que se escapara el exsecretario de Hacienda Arturo F.V., peor aún, pedir públicamente que por favor deje de huir.. ¡Qué oso! Como un vals la lucha anticorrupción, un paso adelante y otro paso atrás.

--

Si bien todo el mundo sabe que no puede haber un policía en cada esquina, si es necesario que la Dirección de Seguridad Pública de Chihuahua, incluso los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública refuercen sus capacitaciones para dirimir conflictos, detener o prevenir peleas y agresiones físicas, se menciona lo anterior por lo que seguramente un alto índice de la gente notó: se dispararon las peleas en calle, ya no son solo pelitos de tráfico, son sólo peleas por pretextos sumamente banales, casi casi como el clásico “¿qué me ves?”. Medios de comunicación de la ciudad documentaron algo cercano a os 10 casos en la semana, en mercados, oxxos, y en plena calle. ¿Qué está pasando? La histeria colectiva y el estrés del diario se está saliendo de control, es imperativo a la de ya que las autoridades inicien campañas altamente mediáticas, tanto saber qué hacer en caso de agresión, como evitarlas, y por supuesto, la sanción en caso de participar en alguna de ellas. La violencia se propaga y alguien debe cortar la cadenita antes de que pase una tragedia, incluso deberían de participar en campañas de prevención gente del Instituto Municipal de la Salud en el área antes conocida como CAPPSI, el centro de atención psicológica, porque buena falta que hace.