Opinión

Caja Negra



Lo que se venía diciendo desde hace ya al menos 2 o hasta 4 años finalmente se materializó este domingo: El exgobernador Javier Corra ahora está en las filas de Morena, se ha sumado públicamente al equipo de Claudia Sheinbaum, precandidata al gobierno de México. Si bien a nadie sorprende, valdrá la pena recapitular un poco para ver que esta historia es más vieja de lo que algunos recordarán, y que la idea de Corral a las filas de la 4T incluso datan desde antes que este movimiento se viera consolidado. Retrocedamos al año 2012-2013. En ese entonces Corral era senador y principal promotor de un movimiento llamado “Unión Ciudadana” que entre sus principales banderas tenía las de la lucha contra la corrupción, y principal causa común hacer frente al presunto “latrocinio” en que en entonces gobernador del PRI y ahora presunto responsable de un fraude de mas de mil millones de pesos al estado, tenía al estado. Mítines, reuniones, foros, manifestaciones, todas organizadas por Corral, Jaime García Chávez y quien luego fue su exsecretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana Silveyra. Esta era la primera señal de alarma, que cuando Corral llegó al gobierno del estado tuvo en sus filas a un Morenista disfrazado de panista, o que realmente los dos tenían una falsa bandera azul con blando, que solo era usada para ocultar la guinda. Luego, cuando en Chihuahua llegaron las pre y campañas del proceso electoral del 2021, donde todo se fue al caño. No apoyó a los candidatos de su mismo partido, sino por el contrario, en el caso de la candidata y hoy gobernadora Maru Campos movió todo el aparato de gobierno para tratar de ligarla con César Duarte y generarle una vinculación a proceso por peculado que finalmente no trascendió. El mismo Corral recibió en su casa a AMLO en sus visitas al estado, donde salieron esas famosas “pellizcadas”, que el mismo le cocinó. Ya luego de ahí cambio todo, ya no había nada que hacer.

--

El mismo AMLO se encargó de elogiar en más de una vez a Javier Corral, dijo que tenía su simpatía por ser un “rebelde”, nombre que después retomaría para el foro-café de su librería que tiene establecida en la plena capital del estado, la conocida y multi clausurada “Sandor Marai”, en honor a uno de sus escritores favoritos. Seguro ese detalle escapó del radar de más de uno. Como dicen, las señales se dieron, estuvieron en todos lados. Lo que se rumoró con mucha fuerza por otro lado, es que AMLO quería instalar a Javier Corral en una embajada, pero eso nunca se concretó, por alguna razón que ahora cobra da vez más sentido. AMLO Ya está casi con un pie afuera de la presidencia, y al ganar Maru la gubernatura ya sin causas penales que investigarle, no estaba de más tomar precauciones. Luego, el fin de una era, Corral recientemente presento su renuncia ante el PAN que no tuvo valor para expulsarlo, no sin antes claro dar todo un sermón por escrito dirigido a Marko Cortés, su dirigente nacional.

--

La Feria Internacional del Libro en Guadalajara fue la última de las señales, asistió Corral a ver en primera fila el documentar prácticamente biográfico de Claudia Sheinbaum, al cual se cansó de elogiar, desde la manera en que estaba hecho y la intachable carrera que ha tenido la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México. Luego el anuncio de este domingo: La precandidata de Morena a la Presidencia de México, Claudia Sheinbaum, sumó a su proyecto a representantes de diversos sectores de la sociedad, quienes encabezarán los “Diálogos por y para la Transformación“, entre los que se encuentran el mencionado. Habrá que resaltar que Corral no se miraba del todo como, sabría que sería uno de los más observados, un exgobernador de toda una vida en el panismo, otra vez Morena siendo Morena, lo que queda de los otros partidos, siendo el reino de los arrepentidos, los oprimidos y de los que quieren ser protegidos.

--

Y vaya que ha sido listo el exgobernador Corral, está ahora a una nada de vivir del dinero publico una vez más, pues se metió hasta la cocina de Morena, enseguida de Nombres como Omar García Harfuch, exsecretario de Seguridad Ciudadana; Olga Sánchez Cordero, exsecretaria de Gobernación y actualmente senadora, entre varios más de peso en la 4ºT. Ni modo que se vaya a quedar solo en las fases de pre-campaña. Anda buscando colocarse y de paso tener la venia del saliente y de la posible entrante presidenta por si acá en Chihuahua las cosas se ponen pesadas y de pronto traten de pagarle la cortesía generándole alguna investigación como las que recibió la hoy gobernadora.

--

Los panistas en el estado, aunque digan que esto les es diferente, seguramente mentirían, pues por más que quieran cerrar el episodio de Javier Corral y sus presuntas afrentas a su expartido, o hacer como que no existió y que muera en el desdén del olvido, esto está lejos de pasar. Será el tema de la semana seguramente y todo mundo tendrá su opinión y de que hablar, y aunque no lo quieran los medios de comunicación los abordarán al respecto. Si son listos van a tener que salir rápidamente con una campaña para minimizar el tema, y no darle más relevancia o publicidad de a gratis al indeseable numero uno.

--

Al final del día los que tienen la ultima palabra son los ciudadanos, los que no olvidan. Los que no olvidan que en el quinquenio Corralista no hubo obra, no hubo desarrollo social, y cada que pasaba algo non grato se intentaba de apagar el fuego deteniendo a algún priísta ligado a Duarte, los cuales finalmente todos terminaron saliendo libre, a excepción de dos que terminaron en deceso. Mucho se ha dicho de los métodos de dudosa de Corral, de las presuntas torturas en la excasa de gobierno, de amenazas planteadas por su exfiscalía para amedrentar y que todos los testigos cantaran como pajarito a cambio de no refundirlos en la cárcel, son como leyendas urbanas, mucha gente asegura que pasó, pero nadie lo ha comprobado más que de palabra, de boca en boca. Recordar también que actualmente ya hay investigaciones en curso a exmiembros de su gabinete, el exsecretario de Hacienda Arturo Fuentes Velez, etiquetado como prófugo de la Justicia, y Eduardo Fernández, exsecretario de Salud, quien también fue llamado a rendir cuentas y libró la prisión preventiva durante su proceso. ¿En Morena sabrán de esto? Sería inocente pensar que no, en dado caso, no les importa preguntarse por qué hay dos de sus principales excolaboradores con deudas ante la justicia del estado.

Continuará…