Opinión

Caja Negra



Para cerrar “bien” el año tenemos una nueva novela. Alto revuelo fue lo causó la detención de la alcaldesa de Nuevo Casas Grandes Cinthia N. quien en menos de lo que canta un gallo fue ya presentada ante el Poder Judicial y están avanzando a pasos agigantados. La versión oficial es por la venta de predios del Ayuntamiento por 2 millones de pesos que no se reportaron, por lo que podría alcanzar hasta 12 años de cárcel, pero la versión extraoficial die que la cosa va a quedar en 6. Ya se había venido comentando que Nuevo Casas Grandes era un Municipio fallido por la corrupción de su policía municipal, recordemos que le dejaron mantas al estilo del crimen organizado en los arcos de vigilan de la Plataforma Centinela, cosa que no fue tolerada por el estado y ahora he aquí las consecuencias. Se ha hablado mucho en lo extraoficial de que la alcaldesa ha estado ligada con grupos del crimen organizado (ya le tocará la FGE aclarar este tema) y por eso la gente de la comunidad tiene miedo de que vaya a pasar, se sienten desprotegidos, en incertidumbre, y pues como no, primero se quedan con 9 policías, sitiados por el ejército y ahora sin alcaldesa, aunque habrá de preguntarse si alguien la va a extrañar.

--

Y es que, pueblo chico, infierno grande, pues la secretaría del Ayuntamiento Silvia N. es prófuga de la justicia, que nadie olvide que este tema es viejo, a principios de este año se había presentado la primera denuncia por la venta irregular del terreno de alrededor de 300 metros cuadrados, pero la Fiscalía Anticorrupción tuvo que reclasificar la denuncia y en eso se pasaron meses y meses, todo un semestre, otra más que se les escapa, que se vieron más lentos que un caracol y ahora se ha tenido que desplegar todo un operativo para localizarla a ella y a otros presuntos 3 involucrados. Mientras se habrá de establecer protección especial a la síndica de ese Ayuntamiento, pues fue parte primordial en que se destapara la cloaca de corrupción. Tampoco olvidar que por sus pantalones la alcaldesa hoy presunta culpable dejó al Municipio sin recolección de basura, por lo que hasta la gente del Gobierno del Estado tuvo que hacer eso por ellos. Y la tercera, tampoco olvidar que hasta políticamente se veía que era inestable, pues Cinthia N. era del PT, luego se paso a Morena, que de todos modos es lo mismo, ya que tienen años yendo en alianzas.

--

Para meterle más protagonismo, y saborcito a este drama, resulta que el defensor de esta causa es el ex fiscal de distrito de la zona centro, Francisco Martínez Valle, quien salió por la puerta de atrás de la FGE, pues se le acusó en su momento de hacerla de tapadera luego de la muerte de un joven en la carretera a Aldama, quien chocó con unas yeguas a los que policías municipales le arrancaron las marcas de los hierros para que no se pudiera averiguar de quien eran los animales que no estaban con el debido resguardo y provocaron una muerte. ¿Qué tal?


--

Y claro, el golpeteó político no se podía quedar atrás, ya empezaron. El PAN Estatal esta encantado de poder señalar de corrupción y delincuente a cualquier miembro de la 4T, más cuando parece que es todo tan evidente, y los de Morena obvio, acusan persecución. Hay que ser inteligente para atacar, pero más para defenderse, y eso no le dijeron al diputado loca morenista Oscar Castrejón. Que se hizo bolas de lo lindo al decir que la alcaldesa señalada de peculado era del PT, por eso la corrupción, luego se acordó que la recibieron en Morena y ya no supo como componerle. De todos modos, al “Castre” se le olvido que tiene una compañera legisladora que la jugó igual, la joven médico Jael Arguelles, quien precisamente era del PT y se cambió a Morena, igualito que la alcaldesa. Seguramente entonces alguien le cuestionará al legislador que por que andan recibiendo a corruptos del PT entonces en la bancada.

--