Opinión

Caja Negra



Este fin de semana fue detenido el líder del PRD en Parral, Juan Chávez Pino, acusado del delito de secuestro con penalidad agravada.

Según la Fiscalía General del Estado, el líder político aparece como responsable de privar de la libertad, ejercer violencia y exigir el pago de rescate a una víctima de secuestro, en hechos ocurridos el 2 de octubre de 2021.

La detención fue realizada en la colonia Héroes de la Revolución, en Parral, y de inmediato fue recluido en el Cereso número 1 de Aquiles Serdán.

Lo más preocupante de este caso, es que se trata de un líder político involucrado en uno de los delitos más penados del país, y aparece justo cuando México se encuentra sumido en la peor crisis de inseguridad de la historia.

Según la organización, Alto al secuestro, éste delito sigue aumentando en el país, y Chihuahua es una de las entidades en donde está más arraigado el problema, junto con los estados de México y Veracruz.

En promedio, en este país se cometen 118 secuestros mensuales, lo que equivale a 28 secuestros por semana o bien, cuatro diarios.

Esta semana deberán realizarse las audiencias correspondientes, y esperemos que la Fiscalía General del Estado y el Tribunal Superior de Justicia le den acceso a la prensa para conocer los detalles de este caso, sobre todo por tratarse de un líder político que se supone, promueve la confianza de los ciudadanos con las autoridades.

--

Alguien debería recomendarle un buen asesor en matemáticas al presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Edibray Gómez Gallegos, pues se aventó tremendo oso público cuando declaró que la captación de dinero durante las fiestas decembrinas se estima que sea de 12 mil millones de pesos, tan solo en la ciudad de Chihuahua.

Según estas cifras, quiere decir que cada chihuahuense, (suponiendo que ya seamos 1 millón de habitantes en la capital), gastó 12 mil pesos para estas fiestas, lo malo es que esto incluye a los recién nacidos, los que no tienen trabajo, a los que están hospitalizados, a los más pobres, a quienes están recluidos en alguna cárcel, y hasta los que no festejan la navidad.

Está bien ser optimistas, pero no podemos permitir que las autoridades jueguen con la inteligencia del ciudadano, sobre todo en aspectos como éste, que claramente buscan recuperar la confianza de los ciudadanos, luego que atravesamos la peor crisis de salud de la historia reciente.

--

La muerte de Lázaro López Ramírez, detenido por las investigaciones que se hacen en contra del ex gobernador César Duarte, y de quien se presume era un “chivo expiatorio”, pueden cambiar el curso de las investigaciones y acciones que ha ejercido la Fiscalía General de Justicia de Chihuahua.

Lázaro López falleció por Covid-19 mientras estaba bajo investigación con la medida cautelar de prisión preventiva, pero a decir del abogado Juan Carlos Mendoza, defensor de César Duarte, no había elementos para llevar a prisión a quien fungió como director del Fideicomiso Fideapech.

Es decir, se solicitó en varias ocasiones que pudiera llevar el juicio en libertad, aunque fuera con arraigo domiciliario, para no exponer su salud, pero nunca se les concedió. Y como hay pruebas, según el abogado, de que nunca cometió actos ilegales, su muerte pudiera considerarse una negligencia del gobierno, algo que evidentemente abriría la puerta para revisar todos los casos de la famosa Operación Justicia para Chihuahua.

Y, no es la primera vez que se acusa indebido proceso, uso excesivo de la fuerza, alteración de documentos, entre otros delitos para poder encarcelar a ex colaboradores de Duarte, así que igual y si se hicieron las cosas mal.

--

Caja




El que se enojó y en serio, fue el alcalde juarense Cruz Pérez Cuellar, con la estrujada que le pusieron a la regidora Luz Jazmín Vega, en el municipio de Cuauhtémoc, tanto, que acusó a Humberto Pérez de seguir promoviendo un gobierno misógino y violento.

Resulta que la regidora fue objeto del uso excesivo de la fuerza pública por parte de elementos de la Policía Municipal y Vialidad, quienes la sometieron utilizando la violencia física luego de que intervino en defensa de un ciudadano.

Y ante esto, Cruz Pérez Cuellar y los regidores juarenses exhortaron al alcalde de Cuauhtémoc, Elías Humberto Pérez Mendoza, a dejar a un lado las actitudes de misoginia y maltrato contra las mujeres y conducirse con sensibilidad en el tema.

De hecho, a través de un comunicado, recordaron que Elías Humberto Pérez Mendoza, es por tercera vez Presidente Municipal, y ahora se ha destacado por integrar su gabinete sólo con hombres, en un sesgo evidentemente misógino y machista, uno que muestra la tonalidad de su gobierno y que hechos como el ocurrido ayer, no pueden dejar de señalárse por parte de la sociedad chihuahuense.

Aunque pareciera que al alcalde todas esas acusaciones le hacen lo que el viento a Juárez, porque por más críticas que se le hacen, no cambia nada en su administración.







Así las cosas…