Opinión

Caja Negra



Ayer Chihuahua supero el peor récord de contagios que se había registrado. En 24 horas se contabilizaron 896 casos positivos y 15 fallecimientos a causa del coronavirus.

El pico más alto que habíamos registrado fue el 12 de noviembre de 2020, cuando se reportaron 827 contagios. Pero ahora las nuevas cepas del Covid-19 y sus múltiples mutaciones, han ocasionado un descontrol tanto en los hospitales, las farmacias, los laboratorios y las clínicas.

En noviembre de 2020 se habían acumulado 31 mil 399 casos positivos y 2 mil 544 muertes. Actualmente las cifras indican 95 mil 785 contagios y 8 mil 833 defunciones.

El caos volvió a la ciudad y a la autoridad no le quedó más que imponer restricciones más severas para controlar la enfermedad, lo malo es que los integrantes del Consejo Estatal de Salud ya ven más cerca el rojo que el amarillo en el semáforo epidemiológico.

--

En el Congreso del Estado hay quien de plano no quiere cuidarse ni cuidar a los demás, a pesar del caos que está generando la nueva ola de Covid-19.

Como ejemplo esta la diputada María Antonieta Pérez Reyes, que ya hasta amenazó a los guardias de seguridad con hacer que los despidan, si la siguen hostigando con eso de que se ponga el cubrebocas. Resulta que a la señora no le gusta que le den órdenes, ni aunque sea para que se cuide y cuide a los demás.

Al principio, los guardias si le indicaban a la diputada que debía colocarse un cubrebocas para entrar al Congreso, pero cada que le decían eran ignorados o hasta amenazados.

Por cierto, el Congreso registro 24 contagios el día que aplicaron pruebas a los empleados, lo que equivale a un porcentaje muy elevado, si tomamos en cuenta el número total de trabajadores que hay en la torre legislativa.

Y, aún con todo esto, hay quien se opone a la vacuna, al uso del cubrebocas y a otras medidas que se han tenido que tomar a raíz de la pandemia.

--

Ayer Edibray Gómez confirmó que ya inició la grilla para la renovación de la presidencia de Canaco, y aunque dijo confiar en que será un proceso sin sobresaltos mayores, no hay que perder de vista que ya el encargo no se hereda como en algún tiempo se estiló.

De hecho, podemos recordar la primera elección del mismo Edibray, cuando la Cámara se dividió por la postura que asumió Javier Cota Arizmendi; o la reelección, cuando Moisés Arevalo fue descalificado de la contienda y también se agarró a hablar mal de la Cámara. Y esos, solo por poner algunos ejemplos.

Edibray señaló que son 6 mil 500 socios activos en la Cámara, y aunque se ha mencionado con más énfasis el nombre de Omar Armendáriz, dice que hay y habrá otros interesados.

Edibray ha hecho una buena labor, tanto en lo político como en lo empresarial, y aunque pudiera no ser el presidente más popular que ha tenido la Cámara, lo cierto es que si deja la vara alta para quien llegue.

--

La que de plano se resbaló muy feo, fue la regidora Ishtar Ibarra, pues hace unos días publicó una foto de la prueba Covid que se hizo, (y que por cierto salio positiva), pero se la hizo en el Laboratorio de Análisis Clínicos del Hospital de Jesús, ubicado en Hidalgo del Parral.

Lo malo es que la regidora se la pasa negando que su residencia sea en Parral, aunque ella es regidora de la capital.

Esa ha sido una de las principales críticas a la regidora Ibarra Barraza, que pasa más tiempo en Parral que en Chihuahua, ya que allá es donde radica su esposo, el subdelegado regional del Bienestar, Luis Fernando Duarte González.

Pero en fin, con esas ayudas que se hace sola, ni como negar tantas acusaciones que le hacen por descuidar su trabajo como regidora en Chihuahua.

Esperemos que se recupere pronto de esta enfermedad, y que pronto la veamos bien.





Así las cosas...