Opinión

Caja Negra



En diciembre de 2020, el médico José Rogel Romero, director del Hospital “Adolfo López Mateos”, ubicado en el Estado de México, se aplicó la vacuna de Covid-19 y lo mismo hizo con su esposa y sus dos hijas, aunque no les correspondía; la consecuencia, fue su inhabilitación y un procedimiento penal que se le sigue para determinar sus acciones y fincar responsabilidad por ellas.

Ayer, el líder sindical de la clínica del ISSSTE en Delicias, Alfonso Cordero, también se aplicó la vacuna y hasta osó tomarse una fotografía para dejar registro de sus actos, pero, a él no se le fincarán responsabilidades.

¿Cuál es la diferencia entre ambos personajes?, es la pregunta que nos hacemos todos, porque al igual que el médico José Rogel Romero, el líder sindical Alfonso Cordero, no está dentro de la primera línea de aplicación de esta vacuna, sin embargo, para la Secretaría de Salud de Chihuahua, el asunto no es tan delicado como para castigarlo.

Al menos eso fue lo que dijo el doctor Arturo Valenzuela, director médico de la SSA, quien expuso que no ocurrirá nada, es decir, no habrá sanción, ni llamada de atención, ni amonestación por haberse puesto la vacuna.

Ojalá intervengan las autoridades federales, porque el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pidió a la ciudadanía que denunciara cualquier acto de esta naturaleza, y se comprometió a actuar en consecuencia de quien mal utilice la vacuna de Covid-19, sin estar en tiempo de hacerlo.

--

El que andaba muy enojado ayer era el gobernador Javier Corral, porque, una vez más, el diputado Fernando Álvarez Monje le quedó mal y no pudo cabildear de manera correcta la aprobación del anhelado crédito de 1 mil 898 millones de pesos.

Casi lo logró, pues consiguió 20 votos a favor, pero tuvo 12 votos en contra y una abstención, con lo cual la solicitud del préstamo se regresó a comisiones para su análisis y debate.

De nuevo los votos decisivos fueron los de los panistas Rocío González Alonso y Jorge Soto Prieto, que se sumaron a los votos negativos de los legisladores: Benjamín Carrera, Francisco Humberto Chávez, Miguel Ángel Colunga, Gustavo de la Rosa, Carmen Estrada, Lourdes Valle, Janet Mendoza, Leticia Ochoa, Misael Máynez y Marisela Sáenz.

Por más que el diputado Jesús Valenciano se esmeró, no pudo convencer a los diputados de que votaran a favor del proyecto, y eso que se tomó bastante tiempo para leer todo lo que haría Gobierno con ese dinero.

Lo malo es que el que quedó muy mal fue el diputado Fernando Álvarez Monje, que es coordinador de la bancada panista, no ha podido controlar ni a su propia gente.

--

Pero, el gobernador declaró que eso no detendrá el proyecto de inversión que tiene programado para Chihuahua, dijo que sólo pretendía el crédito para agilizar los proyectos.

Obviamente no le gustó el resultado, y llamó faltos de compromiso a los diputados que no le votaron a favor, y literalmente los acusó de haber frenado el saneamiento financiero de Pensiones Civiles del Estado y del Instituto Chihuahuense de la Salud.

Según Corral, el freno económico que dejó la pandemia de Covid-19, no se podrá enfrentar más que con créditos, y dijo que, si no lo hacen en esta administración, deberá ser la siguiente la que solicite un préstamo. ¿será?

--

Otro que decidió separarse de su cargo para hacer proselitismo, es el Síndico Amín Anchondo, pues como le habíamos dicho, pretende reelegirse en su cargo durante las próximas elecciones.

La salida del Síndico será por 8 días naturales, del 24 al 31 de enero no atenderá en la Sindicatura y se dedicará de lleno a buscar el respaldo panista para que le concedan la candidatura.

Cabe decir que Amín es un político muy joven, sin embargo, su carrera va en acenso positivo, a la gente le ha gustado la forma en la que audita las finanzas municipales, ahora falta ver que tanto le ha gustado a la gente del partido Acción Nacional.

--

Por cierto, las cosas en el PAN siguen subiendo de tono, y si no hacen algo de inmediato, no habrá operación cicatriz que consiga hacer efecto.

Esta semana se dio la noticia de que Héctor Gurrola Garibaldi, que estaba en la Dirección de Desarrollo Humano y Educación, en el departamento de Atención a la Salud, ahora se adhirió al proyecto de Roberto Lara.

Lo malo es que Héctor Gurrola era el que movía todo el asunto de salud del municipio, es decir, su control ciudadano es muy amplio, cargo que se le confió porque supuestamente daba todo su apoyo a Marco Bonilla.

Sin embargo, a unos días de que se lleven a cabo los registros por la alcaldía, ya se cambió de bando.

Dicen que Marco Bonilla no lo dejaba aspirar a la diputación, pues estaba dentro de sus equipos en precampaña, que más bien lo quería como operador de sus eventos, pero él quería algo más, algo que quizá le ofreció el Pony Lara.

A ver cómo le resulta esta salida a Marco Bonilla, porque Gurrola se lleva mucha información de cómo trabaja su gente, y claro que se la compartirá al otro equipo.

Aunque también El Pony debe tener cuidado, porque Héctor Gurrola ha sido señalado por algunos pequeños errores, como robos, cobros por trámites, incluso dicen que fue detenido en el 2017, pero no lo han querido despedir porque sabe operar muy bien, solo lo cambian de departamento.








Así las cosas…

TWITTER

FACEBOOK