Opinión

Caja Negra



Ayer, México ingresó a la fase dos del Covid-19, que no es otra cosa sino el inicio de los contagios masivos; pero llegó en medio de una polarización del país, por un lado, el asunto de salud, y por otro, el financiero.

En el terreno de salud, el Subsecretario Hugo López-Gatell, advirtió que la estrategia es alargar la fase del contagio masivo, es decir, que dure varios meses para que el servicio de salud pública no se sature; lo malo de esta estrategia es que no atiende en ningún momento el tema económico nacional.

La otra estrategia sería permitir un contagio masivo inmediato, que duraría mucho menos tiempo y aunque se saturarían los hospitales, permitiría acabar con la enfermedad más rápido sin sacrificar la economía nacional por la llamada cuarentena.

En ambos casos, según la estimación de la Secretaría de Salud, habrá muertos. La variación en el número de contagios como de personas fallecidas, es mínima, de cualquier forma, los mexicanos contraeremos este virus, y, la buena noticia, es que eso permitirá generar resistencia y vacunas para enfrentarlo.

--

Prácticamente todo el sector productivo está paralizado, entramos en una especie de aislamiento semi obligado, pues no hay arrestos ni consecuencias jurídicas o legales para quien salga de sus casas, pero tampoco hay nada que hacer, ya que el gobierno ordenó el cierre de cines, teatros, museos, gimnasios, clubes deportivos, bares, antros, casinos, billares, y prácticamente todo negocio que permita la reunión masiva de personas.

El asunto es que nadie está pensando en la consecuencia económica que esto traerá; un análisis publicado en el diario británico The Independent, advirtió el riesgo de que el Covid-19 dejará más personas en la banca rota que muertos por contagio.

Y quien lo advierte no es un novato en la materia, por el contrario; se trata de Omar Hassan, especialista en Desarrollo Económico y cofundador del UK:MENA Hub, y advierte que la crisis financiera que se vendrá posterior al brote de esta pandemia, será de consecuencias desastrosas.

México, por supuesto, no será la excepción. Al tener retraído a todo el sector productivo, la economía nacional pronto resentirá irrecuperables afectaciones, y, esa, será una crisis que durará varios años.

--

Uno de los que se atrevió a pedir esa consideración financiera, fue Ricardo Boone, Presidente de la Cámara de Radio y Televisión. Exigió la condonación de impuestos para que no tenga que haber despidos como consecuencia de una situación financiera adversa.

Ricardo Boone ya fue regidor y diputado local, además, es catedrático en el área de la contaduría y la administración, así que sabe que lo que está pidiendo es cien por ciento factible; que el gobierno federal condone impuestos como el ISR y las aportaciones al Seguro Social.

Con eso, las empresas podrían compensar la falta de productividad de sus empleados, pero podrían mantenerlos a todos en la nómina, aunque no se encuentren trabajando.

--

También el que opina igual, es el Director de la Cámara de Comercio, Julio Chávez, pues considera que a los alcaldes y gobernadores les ha faltado establecer un plan de rescate financiero como el que aplicó el alcalde de Parral, Alfredo Lozoya.

Además, expuso, al igual que Boone Salmón, que en lo único que no se está pensando, es en la afectación económica que habrá al término de esta crisis.

Y no es para menos, pues quizá prefieren mantenerse al margen del tema, porque representa un alto costo político el anteponer el dinero a la salud, sin embargo, no es una guerra de que debe ser más atendido, sino equiparar las atenciones porque el asunto del dinero, ocasionará muchos más problemas de los que enfrentamos actualmente.

--

Por cierto, también el presidente Donald Trump advirtió algo similar. Según expuso, las medidas de distanciamiento social, podrían ocasionar muertes en escala por una depresión económica y social, que podrían tener peores consecuencias que el coronavirus

Según las estadísticas con las que cuenta la Casa Blanca, dijo Trump, con una economía mala lo único que se produce es muerte, porque la gente tiende a suicidarse al no poder enfrentar su situación económica.

Así que vaya calculándole al asunto.

--

Muy distinto a lo que todos nos imaginamos, en vez de andar enojado, el Magistrado Jorge Ramírez se puso muy contento con la detención ilegal que le hicieron el pasado domingo, y más aún con la fotografía que le tomaron con uniforme de recluso.

Ramírez dice que esa fotografía, que tanto anhelaba el Gobernador Javier Corral, le costará muy caro, pues la llevará como prueba ante la justicia para demostrar que se cometieron abusos en su contra, como el detenerlo, desnudarlo, obligarlo a vestir un uniforme de recluso, tomarle fotografías y mantenerlo encarcelado por varias horas.

Y será precisamente el Juez Octavo de Distrito, Tomás Canto, el encargado de evaluar si hubo o no estos abusos. Así que, igual y le devuelve el favor al Gobernador, que declaró ayer, que el Juez Octavo de Distrito era considerado ya, el defensor de los corruptos.

Es claro que ese tipo de declaraciones tienen mucho peso, igual y por la vía civil le contesta para que demuestre lo dicho, o bien, para que repare el daño que sí se ocasiona a un Juez, el haber declarado públicamente que defiende a los corruptos, sin tener una sentencia de por medio.







Así las cosas…

TWITTER

FACEBOOK