Opinión

Caja Negra



Este fin de semana concluyó el primero de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero comenzó un descontento social muy grave por la situación de inseguridad que mantiene azolada a cada persona que vive en México.

Así lo demostró la marcha a la que convocó el activista Julián Lebarón, que sin duda tuvo más eco que cualquier acto de gobierno. El mensaje fue de paz, en todo momento, nunca agredió a López Obrador, hasta dijo confiar en que aún quedaba cordura en él, y que rectificaría en sus decisiones.

Así transcurrió casi todo el evento, pero cerró con una amenaza bastante seria, digna de tomarse en cuenta, Julián Lebarón advirtió que él y su comunidad se levantarían como un león en contra de los asesinos de sus familiares.

Esto es sin duda la respuesta a la falta de voluntad del gobierno de México de hacer hincapié en esas investigaciones, en el temor de que todo quede en un expediente más, como los miles que hay ya en las instituciones de este país, y quizá, sólo quizá, en respuesta que Estados Unidos no podrá hacer nada para ayudarlos.

Así que, la lectura es clara, y ya lo había dicho hace unas semanas Alex Lebarón, tomarán la justicia por sus propias manos, si no ven respuesta de las autoridades.

--

Si bien es cierto, muchos pedimos que Andrés Manuel deje de hacer circo en vez de gobernar, también es cierto que no podemos permitir que se cometan otros abusos para denunciar los abusos que ya comete la Cuatroté.

Y justo eso hizo la alcaldesa perredista de Tuzantla, Michoacán, la joven Jazmín Arroyo Martínez, quien obligó a todos los empleados de su municipio a acudir a un mitin en protesta del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Esto se logró ventilar debido a que la descuidada alcaldesa envió desde su celular personal un mensaje a varios de sus trabajadores, mensaje en el cual les decía que se les convocaba de manera obligatoria a acudir a la protesta que se realizaría en la ciudad de México, en contra del presidente de la República.

Es obvio que hay reclamos, los alcaldes pueden estar enojados porque les han quitado recursos, los han castigado en los presupuestos, y la violencia en entidades como Michoacán sigue en aumento; pero de eso a permitir que se obligue a los trabajadores a asistir a marchas, hay una gran diferencia.

No se puede combatir lo malo con más ilícitos, por eso México no avanza, por eso las cosas siguen como hasta ahora.

--

Vaya bomba que soltó el gobernador Javier Corral, pues se comprometió a eliminar los baches de todo el estado, no sabemos si lo hizo porque en verdad tienen un presupuesto que alcance para eso, o si lo hizo porque no conoce las condiciones en que se encuentran las calles de todas las ciudades, sobre todo Juárez y Chihuahua.

Hay calles que ya no soportan un bacheo, hay muchas que en verdad requieren cambio de la carpeta asfáltica.

Pero lo cierto es que su anuncio causó furor, y si lo logra, habrá acabado con lo único que les podría dar rentabilidad a los alcaldes frente a los ciudadanos.

Lo raro es que esto lo hizo en Ciudad Juárez, un municipio que jamás ha podido ni siquiera controlar medianamente aceptable, las pésimas condiciones de sus calles; pero eso no es todo, sino que se aventuró en decir que acabará con los baches de las calles, las carreteras y hasta los caminos, vaya reto.

El problema se activó como en cuenta regresiva, porque también hay que decirlo, de no cumplirlo, la gente se lo recriminará, porque quizá después de la seguridad, uno de los más graves problemas que enfrenta el ciudadano de todo el estado, son las pésimas condiciones de las vías de comunicación.

Y sólo por recordarlo, hay que decir que los baches fueron sin duda el problema que echó abajo los proyectos de iluminación, al menos en la capital.

--

Mal y de malas terminó Rocío Reza luego de la posada que organizó para los medios de comunicación, -muy elegante por cierto-. Resulta que tuvo muy poca convocatoria, los periodistas no concurrieron como se esperaba, pero tampoco fueron los panistas.

Esa es una prueba inequívoca de que Rocío tiene que modificar su estrategia, porque a estos eventos la gente acude hasta por pasársela bien, para olvidar un rato todo lo malo que conlleva la rutina, y para amenizar con el comienzo del fin de año.

Eso era obvio de esperarse, pues muy poca gente conoce y ha tenido trato con su vocera, Miriam… Rodríguez, creo que se apellida.

Sin embargo, el Lago DiComo lucía desangelado, fueron unos cuantos panistas, pocos funcionarios municipales y eso porque Maru Campos sí asistió. Pero no se apersonó ningún diputado local, todos se disculparon porque tenían cosas que hacer.

También le quedaron mal los diputados federales Miguel Riggs y Paty Jurado, y eso que se dicen amigos del CDE; obviamente a ellos sí aprovechó Rocío para exhibirlos, ya que durante su discurso ante la prensa, dijo que estaban programados para hablar los diputados Riggs y Jurado, pero que como no habían asistido, ella tendría que hablar un poco más.

Total que aquello era un desastre, no había quejas, sólo un prolongado silencio que en verdad era incómodo. Así que no tuvieron más que servir la cena y otorgar algunos obsequios navideños.

--

Para el PAN el tema de los medios de comunicación siempre ha sido un problema, no tienen ni la menor idea de cómo se debe tratar a la prensa. Y prueba fehaciente de esto, es el pésimo comportamiento que tuvo el gobernador Javier Corral al ser “sorprendido” jugando tenis en la ciudad Deportiva.

Mandó detener al periodista gráfico Gabriel Venzor, ¡agarren a ese cabrón!, gritó el gobernador, y sin pensarlo los guaruras encabezados por el capitán Escamilla, jefe de la seguridad del mandatario, lo detuvieron, agredieron físicamente, y le quitaron sus pertenencias y equipo de trabajo.

El mismo gobernador acusó a Venzor Fabián de ser narcotraficante, y así, sin pruebas, lo mantuvieron privado de su libertado durante una hora. Corral estaba molesto porque lo habían sorprendido jugando tenis por la mañana; obviamente lo dejaron libre, porque no hay pruebas de algún delito, sólo era la rabia del momento.

Pero antes de esto, el abusivo de Escamilla le grito “bájale de huevos y déjate de mamadas”, una clara amenaza que viene nada más y nada menos, que de un representante de las fuerzas del orden, del jefe máximo de la seguridad del gobernador.

Lo malo aquí, es lo vulnerable que es el ciudadano ante los ojos de este gobierno; si a un periodista que tiene la posibilidad de denunciar públicamente estos abusos de autoridad, lo tratan de esta manera, que puede esperar un ciudadano que se atreva a acercársele a su gobernador.

Estas líneas están escritas en son de protesta, no es justo que un gobierno abuse así de sus atribuciones, porque le recordamos señor Gobernador, usted está ahí temporalmente, y la prensa lo que hace, es darle seguimiento a sus actividades, que no han sido muy ejecutivas que digamos, sino, más bien, recreativas, entre perros, quejas, pretextos y juegos de la alta sociedad.





Así las cosas…

TWITTER

FACEBOOK