El Mundo

Sin casa, sin escuela… niños venezolanos en Colombia


Wilbelys "no existe", es una bebé sin patria. Arianna, de seis años, tiene siete mudanzas a cuestas. Jazmín, en plena adolescencia, lleva una temporada sin ir a la escuela. Los hijos del éxodo venezolano viven su propio drama en Colombia.

Migrantes de todas las edades huyen a diario de una Venezuela en crisis, asfixiada por la hiperinflación y el desabastecimiento. A Colombia han llegado oficialmente 197,428 menores de edad, pero la cifra es mayor porque muchos arriban de forma irregular, según la autoridad migratoria.

En otras circunstancias vivir en el extranjero hubiera sido una ilusión, pero esta generación llega "con un duelo muy grande", asegura Sandra Perdomo, directora de la Fundación Zión, que atiende a migrantes.

Muchos no entienden "lo que están viviendo", señala, y peor aún, "han perdido la esperanza (...) no están pudiendo ser niños".