El País

En Apaxtla se arman contra cártel de Jalisco


Apaxtla, Guerrero, es un municipio que vivió bajo el yugo del crimen organizado durante años y en 2016 tomó las armas para conformar su propia policía comunitaria, logrando expulsar a la Familia Michoacana.

Desde entonces ha mantenido una relativa calma, que en días pasados se vio en riesgo pues comerciantes, agricultores y habitantes en general han denunciado amenazas de muerte, extorsión y secuestro por parte del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Ante esto, las autodefensas de ese municipio impusieron un Toque de queda y advirtieron que no permitirán una nueva invasión del crimen.

“Colindamos con tierra caliente, con el municipio de Arcelia, ahí domina La familia Michoacana y ya llegó también el Cártel Jalisco Nueva Generación, y amenazan con venir, con invadirnos a nosotros, someternos. Nosotros no estamos dispuestos y no nada más a ellos, a ningún cártel, llámese cómo se llame; Guerreros Unidos, La familia michoacana, Cártel de Jalisco… no va a llegar a nuestro pueblo, porque nuestro pueblo está blindado, todas las entradas y salidas están vigiladas y no vamos a permitir que vengan a pretender dominarnos”, señaló Heliodoro Ocampo, integrante de la policía Comunitaria Apaxtla Adrián Castrejón (CAAM).