Voz en Red | Nuestra Noticia es Chihuahua

El País

Impone Morena austeridad

 



Con 433 votos a favor, 9 en contra y una abstención diputados avalaron en lo general la Ley de Remuneraciones que establece que ningún funcionario ganará más que el Presidente y la reducción de salario a burócratas.

Con esta norma se sustentará la reducción en el sector público que planea hacer el Gobierno de López Obrador a partir del 1 de diciembre.

Todas las reservas presentadas por partidos de oposición fueron desechadas durante la discusión previa, caracterizada por reclamos formales.

Los artículos del 1 al 17 de la Ley, dos del Código Penal Federal y los dos primeros transitorios del proyecto de decreto fueron reservados antes de la votación en lo general.

En el artículo 10 se prohíben percepciones de retiro que no estén sustentadas en leyes o contratos de trabajo.

No se concederán ni cubrirán jubilaciones, pensiones o haberes de retiro sin que éstas se encuentren asignadas por la Ley, decreto legislativo, contrato colectivo o condiciones generales de trabajo, dice el texto.

De esta forma se impedirá que continúen las pensiones para los expresidentes, que están asignadas por medio de decretos presidenciales. La Ley también establece que durante el periodo anual por el que fueron determinados los salarios, estos no podrán disminuir sino hasta el siguiente ejercicio fiscal.

Según el Presupuesto de Egresos de 2018, el Presidente percibe 3 millones 115 mil 531 pesos netos al año.

Durante la discusión, diputados del PVEM, PRI y PAN manifestaron su apoyo a la Ley, pero advirtieron falta de armonización y consecuencias en el servicio público, y, señalaron, presentarán reservas.

El proyecto fue propuesto por el PRD en el sexenio de Felipe Calderón y su objetivo es regular las remuneraciones de los Servidores Públicos de los tres Poderes de la Unión, órganos autónomos y demás entes públicos.


TWITTER

FACEBOOK