Voz en Red | Nuestra Noticia es Chihuahua

Estatales

Expresan allegados de familia asesinada que los Romero era gente trabajadora y de bien



Amigos y familiares de Daniela Romero Armendáriz quien fuera víctima de asesinato el pasado 30 de junio, donde fueron encontrados los cuerpos de otras cuatro personas en el interior de una vivienda, han manifestado su sentir en relación a las versiones sobre el móvil de este crimen, pidiendo se respete la memoria de la fallecida.

Por ello realizaron una breve reseña donde detallan aspectos de quien en vida llevara el nombre de Daniela Romero Armendáriz, expresando lo siguiente:

Era Daniela Romero, un ejemplo de mujer

Emprendedora, inteligente, trabajadora, amaba la vida. Daniela Romero Armendáriz era la mayor de las hijas de la familia.

Desde que era estudiante siempre quiso trabajar, pues ella decía que no estaba para quitarles a sus padres, por lo que siempre los apoyó.

Egresó de Recursos Humanos del Tec II, su tesón permitió que saliera adelante en la empresa donde trabajaba desde muy joven, lo que le permitió sacar adelante a su familia y ayudar con los estudios de su hermana menor.

Hace dos años alcanzó su sueño de tener su propio negocio con la apertura de un café.

Siempre amó al prójimo, ayudaba a todos, familiares, amigos, apoyaba a la asociación civil Cedre, al Movimiento Familiar Católico y en navidad compraba regalos para los niños de los orfanatos.

Familiares y amigos la recuerdan como una mujer ejemplar, pero sobre todo una mujer llena de amor, por su esposo, sus hijos, la vida, por sus hermanas y sus padres, un amor capaz de todo, un amor que le truncó una vida llena de promesas.

Sus allegados lamentan su triste partida y esperan justicia para la familia.

Continúa con un escrito donde hablan de la familia Romero:

Eran una familia trabajadora, comentan familiares y amigos de los Romero

Rita y Daniel Romero eran un matrimonio que como muchos otros dieron todo para sacar adelante a sus hijos.

Ambos originarios de ranchos de Parral vinieron a Chihuahua y vieron crecer su familia de tres hijas.

Para sacarlas adelante el señor Romero tenía que laborar en dos trabajos, uno en la Junta Municipal de Agua y Saneamiento y otro en una maquiladora; además la señora Rita vendía ropa, joyería y varias cosas, con lo que dieron sustento y educación a sus pequeñas quienes estudiaron y lograron graduarse como profesionistas.

Para familiares y amigos su violenta muerte fue un duro golpe, ya que comentan era una familia chihuahuense que como muchas otras trabajaron muy duro durante años para salir adelante, sus hijas eran su orgullo y ellas correspondieron ese amor buscando por todos los medios la forma de salvar de la enfermedad a su padre, comentan.


TWITTER

FACEBOOK