Voz en Red | Nuestra Noticia es Chihuahua

El País

Viven en el drenaje hombre y su abuelo tras el sismo del 19 de septiembre

 



En penumbras, entre aguas negras, con apenas un par de cobijas, con un altar de imágenes religiosas y tubos de drenaje como muros, así es como vive Zósimo, Francisco Javier y su abuelo Jorge.

Desde hace tres meses viven en la conexión de los colectores pluviales que integran el vaso regulador de Puente Negro- casi enfrente de las oficinas del PRI estatal-. Los tres son originarios de Teziutlán, en donde se dedicaban a la albañilería.

Ahora son pepenadores. Separan, recolectan y venden cartón, pet y aluminio, productos por los que les pagan apenas 50 pesos al día. Además se dedican a la elaboración de rosas de aluminio que llegan a vender en el Zócalo y en Cholula.

Según su relato, el temblor del pasado 19 de septiembre los tiene refugiados en ese sitio y aunque aseguran que el sismo destruyó su vivienda en Teziutlán y les arrebató la vida de su madre, no existe registro o del deceso en la Fiscalía General del Estado.

Lo que es un hecho es que han hecho del lugar su improvisado hogar y si bien los vecinos de la zona los apoyan con ropa y algunos alimentos, a esta familia les han incendiados en dos ocasiones sus pertenencias y apenas el domingo pasado el hermano mayor fue agredido por parte de un grupo de alrededor de 10 trabajadores del Tianguis Los Lavaderos, que se encuentra justamente enfrente de donde viven. Zósimo tiene desviada la nariz y hasta el momento no ha recibido atención médica.



TWITTER

FACEBOOK