Voz en Red | Nuestra Noticia es Chihuahua

El Mundo

Muere niño cuyo padre se tatuó una cicatriz como la suya

La imagen de Josh Marshall con el tatuaje de la cicatriz, que la operación contra un tumor cerebral había dejado en su hijo, se convirtió en viral hace dos años



Gabriel Marshall, el niño que luchó contra el cáncer de cerebro, murió la mañana del viernes.

Su imagen y la de su padre, Josh, recorrió el mundo hace dos años y en ella ambos mostraban dos cicatrices idénticas en la cabeza: la del niño, que era real; la de su progenitor, era un tatuaje.

No me gustaba que se llamara a sí mismo un monstruo, porque para mí es hermoso", explicó Josh Marshall al medio local KWCH 12.

Esa fue la forma en la que Josh le enseñó a su hijo que no tenía que sentir vergenza por una marca en la cabeza.

La foto se volvió viral y recibieron muchas solicitudes de medios de todo el mundo que querían escuchar su historia.

Seis meses después, el tumor cerebral volvió y, poco a poco, le quitó la vida.

El menor, que en ese entonces tenía siete años, luchaba contra un extraño tumor cerebral que le habían diagnosticado en 2015 y que acabó con él el pasado 2 de febrero.

En una publicación de Facebook el padre de Gabriel escribió que se había ganado sus alas.



TWITTER

FACEBOOK