Espectáculos

Irreconocible Christian Bale en su nueva imagen

El actor británico engorda a base de pasteles y se rapa la cabeza para su nueva película



El actor británico Christian Bale ha pasado de interpretar al fornido Batman a convertirse en un tipo gordo y calvo muy alejado de la imagen de sexy que se tiene de él. Comerse todos los pasteles que encuentra a su paso (es lo que ha revelado) y raparse completamente la cabeza ha sido lo que ha hecho para llevar a cabo su última transformación.

A pesar de que Bale, de 43 años, aseguró que no se sometería a más cambios físicos radicales, ha vuelto a llevar a su cuerpo al extremo. ¿El motivo? protagonizar Backseat, película donde da vida a Dick Cheney, vicepresidente de Estados Unidos durante el mandato de George W. Bush, y que está en fase de rodaje.

"No sé por qué he vuelto a hacer esto otra vez. Dije que no podría hacerlo de nuevo, pero el bastardo de Adam McKay [director de la película] escribió un guion tan bueno que no pude negarme", ha declarado Bale a la agencia Reuters. "Traté de encontrar razones para decirle que no, pero él siempre tenía una respuesta para mí. Al final dije: ‘Maldición. Tiene razón, tengo que hacerlo".

Esta transformación es la última de una larga lista. En 2004, el actor perdió 30 kilos y redujo hasta límites poco recomendables sus horas de sueño para convertirse en el esquelético protagonista de El maquinista. A los pocos meses recuperó todos los kilos que había perdido y trabajó sus músculos para dar vida a Batman en Batman begins. Quizá esta de Backseat sea la última. O no...


TWITTER

FACEBOOK