El País

Robó César Duarte 900 vacas a ganaderos

 



El exgobernador César Duarte tejió toda una red para importar con recursos públicos ganado neozelandés que fue prometido a ganaderos de Chihuahua, pero que terminó en sus ranchos y en los de familiares del también exmandatario priista de Nayarit, Roberto Sandoval.

El barco proveniente de Nueva Zelanda, que llegó en junio de 2015 a Mazatlán, era un edificio flotante de ocho pisos, cargado de vacas y borregos. Los borregos se fueron al Estado de México. Las reses se dividieron entre Hidalgo y Chihuahua.

A este último estado se destinaron mil 408 reses, que representaban una esperanza para los pequeños productores después de dos años de sequía.

En documentos oficiales consta que el valor total de los animales superó los 700 mil dólares, unos 11 millones de pesos, según el tipo de cambio vigente entonces.

Pero casi 900 de esas reses fueron a parar a ranchos a nombre de César Duarte, donde por año se contabilizan hasta mil 500 animales.

De acuerdo con investigaciones del Gobierno de Chihuahua, la intermediaria sería la Unión Ganadera División del Norte, fundada en 2005 por el propio César Duarte y por Carlos Hermosillo, quien fue diputado federal, colaborador cercano al exgobernador priista y quien falleció el 20 de marzo pasado.

El representante legal de la Unión era Pedro Baca Gómez, sobrino de Bertha Gómez, esposa de Duarte.

El esquema para distribuir las cabezas consistía en que la Unión recibía los animales, otorgaba créditos a pequeños productores y hasta que éstos hacían el pago, se entregaban las vacas.

La ganancia que podía obtenerse de los préstamos quedaba también dentro de la financiera.


TWITTER

FACEBOOK