Delicias

Conmemoran en Rosales 153 aniversario de la llegada de Benito Juárez

El Presidente de la República Benito Juárez arribó a Rosales, así como aquella tarde del 10 de octubre de 1864



Como parte de las actividades para preservar las tradiciones culturales e históricas de Chihuahua, se desarrolló en la ciudad de Rosales, un acto protocolario con actores profesionales, para llevar a cabo la representación del arribo del presidente Benito Juárez García a dicha población, en remembranza a lo acaecido el 10 de octubre de 1864.

Por ello, autoridades y habitantes de Rosales, se reunieron frente de la casona en donde Juárez pernoctó hace 153 años, y que actualmente alberga un museo.

En este sitio, un grupo de actores representaron al Benemérito de las Américas y a integrantes de su gabinete como Sebastián Lerdo de Tejada, José María Iglesias y Miguel Negrete, quienes realizaron el recorrido histórico, desde el acueducto, ubicado a la entrada del pueblo, hasta dicha casona, a bordo de un carruaje semejante al que fue utilizado en la fecha referida.

Durante el trayecto, fueron compañados por una banda de guerra y escolta, así como por una tambora que interpretó la tradicional pieza musical La Segunda de Rosales y otras más.

En 1864, en su retirada hacia el norte de México llegó a Rosales el presidente Benito Juárez, a quien se recibió con un banquete y baile en su honor, durante la celebración, Juárez accedió a bailar la segunda pieza, una polka denominada La escobita que fue muy de su agrado, habiéndose trasladado después a la ciudad de Chihuahua quiso volver a escucharla, pero como desconocía su nombre, la pidió llamándola La segunda de Rosales nombre que adquirió arraigo popular y hasta la fecha se le sigue conociendo así.

Esta interpretación musical estuvo a cargo de alumnos del Cebta y del Ceytech, quienes con la innata alegría de la juventud y sus coloridos atuendos, bailaron bajo las notas del acordeón y el saxofón.

En forma sorpresiva las jovencitas del ballet, sacaron a bailar a los miembros del gabinete y al propio presidente Juárez, mientras que los muchachos hicieron lo propio con la alcaldesa de Rosales y otras damas presentes, llenando de alegría la noche.

Micaela Solís, tuvo a su cargo la elaboración del guión del discurso de Benito Juárez y posteriormente, con su interpretación de la canción La Paloma emocionó y motivó al público asistente, que acompañó la pieza musical con las palmas de las manos.

Un momento solemne, fue la representación del Tambor Ciego o pregonero de aquella época, que calificó a Juárez como el hombre más eminente de México.

En su discurso, Juárez destacó la grata bienvenida y las demostraciones de júbilo que los rosalenses le brindaron en momentos de incertidumbre y dolor para el país y para sus instituciones, que estaban siendo pisoteadas por enemigos de la patria, sin recato fueron a postrarse a los pies del enemigo extranjero, para instalar una monarquía espuria.

A su vez, la alcaldesa, Élida Aimeé Sánchez Díaz, recordó que con la llegada a Rosales del presidente Juárez, se creó una tradición histórica que los habitantes del municipio conmemoran como una fecha sumamente importante.

Mencionó el esfuerzo que hace su administración, en coordinación con el gobierno estatal, para que estas tradiciones no mueran, y que sigan siendo un motivo de orgullo para los habitantes de Rosales.

Por su parte, el historiador Edelmiro Ponce de León Estrada, coordinador de la Ruta Juárez, explicó que este evento, es una remembranza sobre el peregrinar de Benito Juárez, en los momentos difíciles que vivía el país, ante la invasión del Ejército Francés.


TWITTER

FACEBOOK